¿Quién inventó la plastilina?

¿Quién inventó la plastilina?

Un «deber» para los pequeños, esta masa con múltiples posibilidades hace soñar a los niños. Les permite dar rienda suelta a su imaginación y creatividad. A todo el mundo le gusta disfrutar de ello desde muy joven. Pero, como padres, nos preocupa la naturaleza de este producto. Así que, un desvío en la historia nos ayudará a entender quién desarrolló este divertido y recreativo invento. También descubriremos más detalles sobre el tema.

Los patrocinadores de este invento

Fue en el siglo XIX cuando nació este producto. El italiano Tschudi se inspira en la arcilla utilizada en la cerámica. Luego creó esta alternativa obtenida de la plastilina. Es una sustancia que es fácil de manejar. Consiste en caolín, azufre, lanolina o glicerina.

Otro invento también apareció a principios de 1900 con el británico William Harbutt. Este maestro de arte hizo el modelo que seguimos desarrollando para nuestros niños hoy en día. Usa plastilina. La diferencia con el primero radica en los ingredientes principales. Esta herramienta consiste en cera de abejas, aceite y pigmentos.

El alemán Franz Kolb también diseñó un producto similar hecho de arcilla. Lo lanzó al mercado bajo el nombre de «Kunst-Modellierton». Y finalmente, en 1965 Noah McVicker y Joseph McVicker desarrollaron la arcilla de modelar Play-Doh.

Innovaciones en el campo

El mundo de la puericultura no deja de asombrarnos y seducirnos con nuevos inventos. Algunas marcas deciden lanzar productos vanguardistas y originales. Este es el caso de la plastilina para los aperitivos.

De hecho, estos son modelos que los niños pueden comer. El juguete se basa en la idea de un padre alemán que desarrolló el «Yummy Dough». Ofrece una jeringa y un preparado a base de almidón de trigo, azúcar, harina, huevo en polvo, aceite de palma y aromatizantes en un conjunto. Para que sean funcionales, sólo hay que añadir 15 ml de agua a cada contenido y remover durante unos minutos y ya tienes nuestra base. Sin embargo, el producto no es inmediatamente consumible, debe ser puesto en el horno después de haberlo modulado a su gusto.

El producto adecuado para mi hijo

Incontables modelos y productos de diferentes marcas están llegando al mercado. Y a los padres les preocupa que les cueste encontrar un accesorio de calidad. Por lo tanto, hay dos opciones disponibles para ellos. El primero es comprobar los componentes del artículo. Y la segunda es simple: diseña el juguete tú mismo.

Recetas caseras para un juguete no tóxico

¿Qué tal si hacemos la plastilina de nuestro propio hijo? Esa es la idea que se le ocurre a muchas madres. En efecto, para escapar de los productos nocivos que contienen sustancias tóxicas y que pueden poner en peligro la salud de nuestros pequeños, esta solución parece ser la más adecuada.

En primer lugar, tienes que conseguir los utensilios adecuados:

– Una taza de harina,

– Media taza de bicarbonato de sodio, o polvo de hornear,

– Media taza de sal,

– Una cucharada de aceite vegetal,

– Una taza de agua caliente,

– Y especialmente el colorante de alimentos.

Con las herramientas en la mano, comienza mezclando los ingredientes secos en un tazón. Poco a poco se añade el aceite y luego el agua caliente. Ponlo todo en el fuego y no dejes de mezclarlo. Revuelva hasta que la masa se espese. Cuando se aleje del fondo de la cuba, apáguese. Espera a que se enfríe. Luego amase el producto y divídalo en múltiples piezas. Ponga cada uno en un tazón y vierta los pigmentos. Continúe amasando para que el color pueda penetrar bien. Si la base es pegajosa, necesita más harina. Usa guantes para no ensuciarte.

Ideas para divertir a sus hijos con esta masa

Las posibilidades son infinitas. Este accesorio es tan maleable que puedes transformarlo tanto como quieras. Todo lo que tienes que hacer es cavar un poco más profundo para optimizar el despertar de nuestro pequeño y proporcionarle momentos enriquecedores para compartir. Así que, si no puedes encontrar ninguna actividad o idea para hacer con esta sustancia, sólo tienes que buscar en nuestras reservas:

  • Collares

Para entretener a tu loulou, prueba las joyas hechas con esta pasta. Así que empieza a tomar modelos de diferentes colores. Hacer serpentinas con y cortar trozos con tijeras. También puedes redondearlas con las manos. Transformarlos en diferentes formas y conectarlos con un hilo de pescar. Entonces espera a que se seque.

  • Reproduciendo formas

Es otra idea que funciona y entretiene a nuestros pequeños. Puedes jugar a las adivinanzas con tu querubín, usando la masa como soporte. En este sentido, hacer formas y estructuras con el producto. Luego lo invitas a descifrar lo que es. La forma más simple es empezar con triángulos, cuadrados y círculos. Y tú lo animas a hacer las mismas cosas.

  • Ordena los colores

Para introducir a nuestros niños en el mundo de los colores, no hay nada más efectivo que esta técnica. Para llegar allí, comienza haciendo pequeñas cestas de pasta en diferentes tonos. Entonces, haga serpentinas, siempre con ésta, y ayude a su hijo a asociar las que son similares en términos de color.

  • Aprender las letras

Esta herramienta también permite a tu pequeño aprender los números y el alfabeto de una manera divertida. Todo lo que tienes que hacer es mostrarle el ejemplo y entonces diseñará las mismas formas. Depende de ti ayudarle a recordar cada configuración.

julia

julia

23 años y apasionado por el mundo de la cocina, decidí lanzar mi propia guía de accesorios de cocina.

Artículos similares

Los 10 mejores documentos de transferencia de 2020

Los 10 mejores documentos de transferencia de 2020

Los 10 mejores patinadores de 2020

Los 10 mejores patinadores de 2020

Los 7 mejores chalecos de airbag para montar de 2020

Los 7 mejores chalecos de airbag para montar de 2020

¿Dónde buscar con un detector de metales?

¿Dónde buscar con un detector de metales?